Mattelart considera que la crisis abre posibilidades para una mayor participación ciudadana en los sistemas de comunicación

En una conferencia dictada en FUNGLODE, el investigador y ensayista manifestó que la crisis mundial que vive el mundo ha profundizado la reflexión sobre lo que podría ser una alternativa a los sistemas de comunicación vigentes para garantizar una mayor participación de la ciudadanía. Advirtió que no se puede seguir hablando de la sociedad de la información y decidiendo sobre ella, al margen de los ciudadanos.

(Santo Domingo, 16 de marzo de 2010). El investigador y ensayista Armand Mattelart consideró que la actual crisis mundial constituye una oportunidad para ampliar los espacios de la ciudadanía, de manera que los sistemas de comunicación otorguen una mayor participación de la gente y formen parte de los debates sobre el estatuto de la comunicación y la cultura.

“La crisis actual ha profundizado la reflexión sobre lo que podría ser una alternativa a los sistemas de comunicación”, dijo el autor de origen belga, al dictar una conferencia con el tema “Cultura y Mundialización: una historia conflictual”, en el auditorio de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE).

Mattelart, vino al país junto a su esposa, la también investigadora en comunicación Michèlle Mattelart, atendiendo una invitación del presidente honorario de FUNGLODE y presidente de la República, doctor Leonel Fernández. Es la segunda visita al país de los prestigiosos pensadores, quienes tienen una amplia trayectoria de estudios en Europa y América Latina, donde sus libros han influido durante décadas en la formación de estudiosos del ámbito de la comunicación.

Abanderado a una participación ciudadana activa en los espacios que ofrecen los sistemas de información y comunicación, el investigador de origen belga ha resaltado en diversos escenarios el hecho de que en la actualidad la comunicación ha desbordado el espacio de los medios porque abarca todos las estructuras de la sociedad.

Que los ciudadanos entiendan dicha transformación, pero que también tomen parte en las decisiones que deben emanar de su análisis y reflexión, para propiciar el aprovechamiento del cambio en beneficio de las mayorías es lo que corresponde reclamar, en su opinión.
Para Mattelart, una cuestión relevante a resolver se deriva de la interpretación que se hace en esferas de poder de incidencia internacional de la noción de cultura y diversidad cultural.

“No puede haber una visión de la cultura que se abstenga de combinar la mirada antropológica y la de la economía política”, manifestó, para añadir que la falta de anclaje de la cultura en su materialidad en los debates internacionales conduce a falsos diálogos, en los que no se aborda la cuestión realmente.

Mattelart se reafirmó en sus críticas cuando subrayó que resulta difícil discutir sobre cuestiones cruciales en los escenarios de debate de las organizaciones internacionales.
Profesores de las principales escuelas de comunicación dominicanas, estudiantes de periodismos y comunicadores en ejercicio colmaron el auditorio de FUNGLODE para escuchar a uno de los principales teóricos de la comunicación.

Para un grupo de profesores de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) la cita constituyó un reencuentro con un ivestigador admirado y con quien han compartido en diferentes escenarios latinoamericanos. Onofre de la Rosa, Wanda Ramírez, Rafael Jiménez, entre otros, celebraron la presencia del investigador, con quien compartieron brevemente al final de la charla.

Elina María Cruz tuvo a su cargo la presentación del investigador y moderó la sesión de preguntas y respuestas en su calidad de directora del Centro de Investigación de la Comunicación de FUNGLODE.

Catedrático emérito en ciencias de la información y de la comunicación en la Universidad Paris VIII (Vincennes-Saint Denis). Ha sido responsable de comisiones oficiales de evaluación de la investigación sobre la comunicación y las nuevas tecnologías, en Francia o para las Naciones Unidas.

Desde septiembre 2003 es presidente del Observatoire français des médias (OFM) y colaborador de Le Monde diplomatique desde 1974.
Durante el gobierno del presidente Salvador Allende (1970-1973) se destacó por su trabajo en el sector de las políticas de comunicación.

Ha publicado más de 32 libros, entre los que se incluyen La Comunicación-mundo. Historia de las ideas y de las estrategias, La Invención de la comunicación, La Mundialización de la comunicación, Historia de la sociedad de la información, Diversidad cultural y mundialización, La comunicación masiva en el proceso de liberación y La Globalisation de la surveillance.

Ver publicación original

Publicado en