“Los periódicos que no se adecuen a los nuevos tiempos son los que morirán”

Destacados directivos de medios coincidieron con este enunciado, en un panel realizado en FUNGLODE, en el que se combinaron experiencias locales y extranjeras.

(Santo Domingo, 01 de abril de 2009) La Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), a través de su Instituto de Investigación de Comunicación, celebró este miércoles el panel “Por qué mueren los diarios y qué hacer para mantenerlos vivos”.

La actividad se inició pasadas las7:00 PM en su auditorio, con la bienvenida y palabras de introducción de Iban Campo, director de Comunicación de FUNGLODE y de la Escuela de Periodismo y Comunicación. Como panelistas estuvieron Bieito Rubido, director editorial de Medios Regionales del Grupo Vocento, de España; Alfredo Trivino, director de Arte para Nuevos Proyectos del Grupo News International (The Times, Financial Times, Sunday Times), de Inglaterra, quien intervino en vídeoconferencia desde Londres; Manuel Quiroz, director del diario dominicano El Caribe; y José Monegro, subdirector del también dominicano, esta vez gratuito, El Día.

Iban Campo, en su introducción, dijo que los periódicos y otros medios de comunicación habían comenzado a morir “cuando decidieron olvidarse de hacer periodismo, de servir a la sociedad a la que se deben y de preocuparse más por la contabilidad de la empresa que por la calidad de sus contenidos”. Campo reivindicó la vuelta al periodismo “en el soporte que sea. Los diarios tienen que evolucionar y sólo a través de contenidos de calidad y útiles para las viejas y las nuevas generaciones, podrán seguir viviendo”.

Rubido

Bieito Rubido fue el primer panelista de la noche. El director editorial de Medios Regionales del grupo español Vocento, líder de la prensa regional y cuya cabecera nacional es ABC, dijo que “la prensa escrita está amenazada de muerte, o al menos eso cree un buen número de observadores a tenor de la evolución de sus ventas de ejemplares y publicidad en los últimos años en sociedades tan desarrolladas como las de Estados Unidos y Europa. Según estos mismos expertos, a los diarios de papel apenas les quedan 30 años de vida”

Para el directivo español, la fuerza de Internet y la falta de un relevo generacional entre los lectores de la prensa tradicional auguran ese horizonte pesimista. “Afortunadamente, no todos piensan lo mismo, y algunos estudiosos creen que la prensa tradicional debe reinventarse y jugar un papel complementario”.

Rubido también explicó que “la prensa tradicional ya no es la primera fuente informativa, aunque todavía hoy guarda el liderazgo en aquellas sociedades donde se vende. Todos los días se venden en el mundo 1,600 millones de copias de diarios, lo que los convierte en una herramienta fiable en la conformación de la opinión pública de los distintos países”.

Por último, apoyado en una presentación con cifras y escenarios, el especialista de Vocento dijo que “acertar con el diseño de los nuevos diarios en una sociedad donde existe una sobreoferta informativa es el gran reto que tienen planteado los directivos de los grandes grupos de comunicación en la sociedad occidental”.

Trivino

Alfredo Trivino, directivo de News International, propiedad del magnate Rupert Murdoch, mostró, vía videoconferencia desde Londres, capital de Inglaterra, algunos modelos en los que ha trabajado en diarios del grupo del empresario de origen australiano.

“Quizás los más dramáticos al plantearse el futuro de la prensa somos los periodistas”, explicó al iniciar su participación.

Dijo que independientemente del soporte en que existan los diarios, estos subsistirán porque la capacidad de análisis y la publicación de informes de calidad de los medios impresos son determinantes.

Trivino señaló que es imprescindible la innovación, siempre salvaguardando la intención periodística y que es necesario descubrir medios visuales para ofrecer noticias de una forma más atractiva.

Resaltó que, igual en el futuro, se pagará por recibir la información de calidad sin importar el soporte en que esté.

Quiroz

Manuel Quiroz, director de El Caribe, dijo en su intervención que, ante la pregunta de por qué mueren los diarios, “en primer término es necesario hacer un ejercicio que permita separar los hechos de las consideraciones u opiniones, que siempre tendrán corrientes con elementos coincidentes y también contrapuestos”.

Para Quiroz, el hecho cierto e innegable es que la prensa escrita está en crisis a nivel mundial, con creciente pérdida de lectoría y posicionamiento publicitario. “Hay diversas interpretaciones acerca de las causas que han determinado este proceso de declinación, que no ha podido ser frenado en la medida esperada, a pesar de estudios de mercado y de innovadores programas de rediseño, presentación y contenidos”.

El directivo dominicano afirmó que la razón principal de la caída “parece radicar en la pérdida de empatía con los nuevos públicos, en la falta de identificación efectiva de sus deseos, gustos, expectativas y preferencias, y en la persistencia, pese a cambios de ropaje y diferencias de matices, en la forma clásica de hacer periódicos basados, principalmente, en un registro pasivo de los hechos sin valor agregado ni presentación atractiva”.

A su juicio, en el día a día los periódicos siguen dominados por una suerte de inacción general, “están sujetos en gran medida al discurrir ordinario, a pesar de claras y precisas recomendaciones sobre la conveniencia de revertir ese proceso de degradación mediante más historias humanas impactantes, trabajos de investigación periodística, análisis, perspectivas y noticias que no solo contengan datos, sino información de utilidad para la vida práctica de la gente”.

Monegro

El último panelista en intervenir fue el subdirector del gratuito El Día, José Monegro. “No creo que ninguno de los que estamos aquí veamos el sepelio de los periódicos”, señaló.

Para Monegro estamos en un proceso de transformación de los diarios impresos en el que hay que reinventarlos y replantearse como hacer negocios con la publicidad y la información.

Dijo que en esta época en la que se requiere información inmediata, que en muchos casos es suplida por la internet, los periódicos tienen el reto de dar una mejor información.

“Los periódicos están volviendo a una etapa en que se vuelven más reflexivos, y deben actualizarse de acuerdo a su realidad. No podemos competir con internet”, resaltó.

Publicado en