La radio y la música evolucionan frente al desafío de la tecnología con modelos de negocios aún sin definir

 Los doctores en comunicación Israel Márquez y Hernán Antonio Yaguana, abordaron el tema durante su intervención en el conversatorio-presentación de libros sobre Música y Radio en el Siglo XXI, organizado por el CIC-Funglode y Radio Funglode

Yaguana, doctor en comunicación y periodismo de la Universidad de Santiago de Compostela, argumentó que la radio seguirá existiendo como medio tradicional, aunque se enfrenta al desafío de desarrollar un modelo de negocio que resulte rentable.

Dijo que en sus inicios los locutores recibían rentabilidad cualitativa más que cuantitativa, eran reconocidos por su trabajo e incidían en la sociedad, pero muchos se han adormecido en el prestigio que tienen.

“Hay emisoras que nacieron por nacer, que fueron creadas solo para lucrarse y se olvidaron de requerimientos de la sociedad. Ahora, muchos directores de emisoras están desesperados porque no saben por dónde debe ir la radio, ven que el negocio se está muriendo y están preocupados”.

El Dr. Yaguana, quien se desempeña como docente e investigador de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), se refirió a las posibilidades que ofrecen las herramientas tecnológicas, y consideró como positivos los cambios que están ocurriendo porque aportan a la democracia donde todo el mundo puede exponer y compartir sus pensamientos.

“La radiodifusión es algo más que las ondas hertzianas. A través del casete del siglo XXI que es el podcast y del dispositivo hertziano de este siglo que es el streaming, vivimos en una mediamorfosis”, expresó Yaguana.

Citando al capacitador de radio José Ignacio López Vigil, Yaguana señaló que se debe hacer radio callejera. “Debemos ir a recoger la opinión de la gente en la calle, detectar lo que la gente siente y piensa, tenemos que salir de las cuatros paredes”, agregó.

El también consultor en temas de comunicación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) presentó un estudio del año 2011 que revela que la gente es más feliz cuando escucha radio, que cuando consume otro medio de comunicación.

Yaguana, consideró que “la persona que se dedica a hacer radio debe conocer el saber popular; sensibilizar al oyente y provocar polémicas sanas con debates que construyan y no que destruyan”.

Miembro de la Asociación Latinoamericana de Investigadores de Comunicación (ALAIC), Yaguana dijo que un locutor tiene que ser fabricante de la comunicación y que hasta para improvisar los radialistas deben estar previamente preparados.

En su ponencia, el Dr. Yaguana hizo un sucinto recorrido por los siete capítulos de su libro “La radio, un medio en evolución”, en la que presenta el fenómeno radiofónico desde una óptica latinoamericana y europea que surge como demanda de la academia latinoamericana de producir obras rejuvenecidas con matices, conceptos y entornos cercanos a su contexto.

Israel Márquez analizó la música popular en el Siglo XXI

El doctor en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, Israel Vázquez Márquez consideró que en la actualidad “la música popular se produce más, se distribuye más, se consume más y se comenta más que antes”, pero es sobre la que menos se investiga.

Docente e investigador en el departamento de Ciencias de la Comunicación de la UTPL, Márquez comentó el contenido de su obra “La música popular en el siglo XXI: otras voces, otros ámbitos”, en la que conjuga lo académico con lo periodístico para inventariar los más de 60 géneros y estilos musicales que han surgido en la primera década de este milenio.

Al presentar su opera prima, Márquez destacó que este es el primer libro en lengua española que documenta críticamente los nuevos géneros y estilos musicales surgidos en la primera mitad del siglo XXI.

“Este libro se presenta con un doble objetivo: por una parte, pensar algunos de los cambios y transformaciones que se han producido en el mundo de la música popular durante la primera década del siglo XXI, y por otra, clasificar los distintos géneros, subgéneros, etiquetas y estilos que han hecho su aparición durante dicha década”, indicó.

Márquez puntualizó que con esta obra pretende “abrir un debate en torno a la música popular en el siglo XXI, sus continuidades y rupturas con respecto a la música del siglo anterior y entender la incidencia de la tecnología en los nuevos procesos de producción, distribución y consumo digital”.

Explicó, a partir de la investigación que ha desarrollado, cómo el surgimiento de Napster dio inicio a una revolución tecnológica que ha transformado el consumo de la música. Esta red, resaltó, creó los cimientos de las formas en que se comparte hoy música abiertamente, sin costos, y con posibilidades de generar opinión sobre lo que se escucha. Se refirió a las plataformas YouTube, Grooveshark y SoundCloud, entre otras.

Defendió, por otra parte, la forma de expresión de la llamada música urbana, al considerar que la libertad de creación siempre debe imperar. Consideró que desde el nacimiento del Hip Hop, las letras de estos ritmos son una expresión de la realidad en la viven sus exponentes.

También abordó el auge que ganan ritmos fusionados a través de las plataformas tecnológicas, sin necesidad de depender de casas productoras y grandes inversiones. Trajo a colación el fenómeno del dúo peruano de electro cumbia Dengue Dengue Dengue y del Moombahton, un género de fusión de la música house y el reggaetón.

La directora del Centro de Investigación de la Comunicación, Elina María Cruz, introdujo la actividad, enfatizando la importancia de este tipo de encuentros para los profesionales de la comunicación, así como para los estudiantes.

Cruz sostuvo que “debemos sentirnos agradecidos de poder desarrollar esta sensibilidad y poder compartirla con nuestros invitados, quienes nos han regalado su tiempo para compartir sus conocimientos y ampliar nuestros vínculos académicos”.

Además, agradeció al presidente de Funglode, doctor Leonel Fernández, quien hace posible este tipo de intercambios, porque reconoce que aprender a comunicar y entender la comunicación es vital, ya que constituye uno de los pilares del desarrollo de las estructuras culturales.

Kelvin Mejía, director de Radio Funglode, presentó a Yaguana y Márquez.

Durante el encuentro, el Círculo de Locutores Dominicanos, encabezado por su presidenta Ana Daisy Guerrero, hizo un reconocimiento a los especialistas, por los aportes académicos que brindaron a los locutores y comunicadores en los talleres y encuentros que sostuvieron durante su estadía en República Dominicana.

En la actividad desarrollada en el auditorio de Funglode, participaron José Reyes, presidente de la Asociación Dominicana de Radiodifusoras (Adora); miembros del Círculo de Locutores Dominicano; Luesmil Castor, vicepresidente de la Asociación Dominicana de Escuelas de Comunicación Social (ADECOM); Manuel Vásquez, director del Grupo Aire, propietarios de medios, músicos, y la profesora Cándida Díaz junto a los estudiantes de Comunicación Social de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y la Universidad Tecnología de Santiago (Utesa).

La directora del Centro de Investigación de la Comunicación, Elina María Cruz, al momento de introducir el encuentro.
La directora del Centro de Investigación de la Comunicación, Elina María Cruz, al momento de introducir el encuentro.
El doctor en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, Israel Vázquez Márquez, durante su ponencia.
El doctor en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, Israel Vázquez Márquez, durante su ponencia.
Hernán Yaguana, doctor en comunicación y periodismo de la Universidad Santiago de Compostela.
Hernán Yaguana, doctor en comunicación y periodismo de la Universidad Santiago de Compostela.

Ver publicación original

Publicado en