La moda es comunicación y su especialización tiene que llegar a las escuelas de periodismo dominicano

La reflexión la compartieron Sócrates Mckinney, Airam Toribio, Cherny Reyes, Diana Suriel y Glency Feliz durante el panel “Periodismo y Moda en República Dominicana”, organizado por el CIC- Funglode.

(Santo Domingo, 9 de abril de 2014) El periodismo de moda es una especialidad que ocupa cada vez más espacios relevantes en los medios de comunicación dominicanos, sin que las escuelas de periodismo del país hayan asumido en sus pensum programas formativos sobre esa y otras especialidades en boga.

La reflexión fue compartida durante el panel “Periodismo y Moda en República Dominicana” por Sócrates Mckinney, fashionista y experto en moda; Airam Toribio, editora de la revista Pandora y conductora del programa Radio Moda; Cherny Reyes, periodista y entusiasta de la moda; Diana Suriel, editora de la revista A la Moda del Listín Diario, y la bloguera y asesora de modas, Glency Feliz.

 

Los comunicadores participaron en el panel organizado por el Centro de Investigación de la Comunicación (CIC-Funglode), donde también tuvieron intervenciones Beatriz Bienzobas, editora de Revista de Omnimedia, y Margarita Quiroz, editora de Vivir, del periódico Hoy.

Al referirse a la necesidad de capacitar a los periodistas en temas de interés para la sociedad actual, como es la moda, Diana Suriel abogó porque las escuelas de periodismo impartan programas de “especialización”.

La editora de A La Moda resaltó el vínculo entre la democratización de la moda y acceso a la Internet. El poder acceder a los temas en los medios digitales y en la web, en sentido general, establece una conexión más directa entre la moda y el público, argumentó.

Sócrates Mckinney, quien fungió como moderador del panel expreso que “la moda comunica, va a todos los segmentos sociales, y es por esto que se necesita una especialización” en el área de los programas formativos para periodistas.

“Pienso que en nuestro país hay avidez por saber que está pasando en la moda”, dijo, y se remontó al hito que marcó la llegada de Dominicana Moda, en 2006, “que vino a revolucionarlo todo”. Según dijo, la comercialización del evento supera los 70 millones de pesos, y los medios de comunicación juegan un rol fundamental como difusores del acontecimiento anual en que se ha transformado la muestra.

La editora de Revistas del diario El Caribe, Airam Toribio puso de manifiesto que la moda es el espejo de una sociedad, y al hecho de que en la actualidad, cuando se habla de moda, la gente
quiere estar al tanto de las últimas tendencias al momento. Esa inmediatez, manifestó, hace que los especialistas o quienes viven de informar sobre el tema, se van obligados a estar muy al día de lo que está pasando y transmitirlo por los medios en los que intervienen.

Toribio, quien también es conductora del programa radial Radio Moda, consideró “que hablar de moda no es lo mismo que hablar de tendencias”. Subrayó el perfil económico de la actividad y su gran impacto en la economía mundial. Se hizo eco de estudios que indican que los jóvenes de 18 a 33 años de edad prefieren dedicarse a temas del estilismo que en lugar de formarse en carreras técnicas o universitarias que los lleven a la laborar en estar en una oficina.

El periodista y entusiasta de la moda, Cherny Reyes, se refirió a la moda como expresión cultural e ideológica y también de poder. “La moda es un símbolo de status, un proceso de cultural que incide en la psiquis” dijo, para luego abundar en la preparación que debe tienen que describe esa manifestación social.

“El periodismo de moda es un ejercicio en alza”, sostuvo Reyes, y agregó que este oficio demanda mucho rigor descriptivo. Saber vincular lo que se llevó tiempo atrás con las tendencias actuales, son habilidades que debe tener un comunicador, quien también debe estar formado para respetar las individualidades.

La bloguera y asesora de modas Glency Feliz explicó las razones por las que las redes sociales han impactado el mercado. Destacó el hecho de que permiten un acceso gratis, a los contenidos, los cuales también se transmiten con rapidez y se vuelven creíbles.

Indicó que Facebook es la reina de las redes sociales, seguida por Pinterest, la red que marca tendencia sobre lo que esta in y lo que esta out.

Féliz también ofreció un enfoque sociológico, al afirmar que “La moda es reflejo de la sociedad, de su proceso histórico y cultural, donde se dan procesos cíclicos y la gente se ve reflejada en ellos; siempre es una reinterpretación”.

Bienzobas, editora de Mujer Única, consideró que literalmente se puede asumir que hay un periodismo de moda en el país, “aunque todavía tiene mucho por mejorar, en el sentido de que la formación de los periodistas en este campo ha sido autodidacta”. Lamentó que las universidades no ofrezcan todavía esta especialización, o maestrías, dando lugar a que los comunicadores hayan aprendido sobre la marcha y “porque les gusta mucho la moda”.

“Creo que habría que separar lo que son los editoriales de moda, fotográficos, en los que creo que se está haciendo un trabajo espectacular gracias a los estilistas que tenemos en el país, y lo que es la crónica de moda, con críticas a colecciones, perfiles de diseñadores, hablar de una construcción de un vestido, o técnicas de costura”, explicó la ejecutiva de Omnimedia.

Mientras que Quiroz aprovechó su intervención para hacer un recorrido por la historia de la moda destacando que el periodismo de moda en la República Dominicana surgió dentro de la crónica social.

Resaltó que en el siglo pasado, durante la Era de Trujillo, las tendencias de la moda llegaban al país a través de las revistas que traían las personas pudientes que viajaban, sobre todo a Europa.

También refirió una época más cercana, cuando Casa Virginia, que tiene más de 50 años de fundada, comenzó a traer marcas reconocidas al país. Destacó que como resultado de la evolución económica, la moda paso a ser un negocio, y los medios de comunicación advirtieron el fenómeno y comenzaron a desarrollar ese nicho, dando lugar a revistas y secciones especializadas y las secciones en los medios impresos.

Elina María Cruz, directora del Centro de Investigación de la Comunicación de Funglode, ofreció las palabras de apertura. Explicó que el panel es el primero de tres que ha organizado el centro –anunció uno sobre periodismo deportivo, en junio, y periodismo gastronómico, en septiembre-.

La periodista, quien también es directora de Comunicación de Funglode, resaltó que como el periodismo apunta cada vez más a la especialización y a la segmentación de la información, el CIC consideró necesario propiciar reflexiones sobre oficios especializados en auge del periodismo en República Dominicana.

En lo que fue un preámbulo del debate que generó el panel, censuró que la especialización no esté en los planes de estudios universitarios, y dijo que es la tarea pendiente, entre otras muchas, de las escuelas de periodismo dominicanas.

Al panel asistieron personalidades del mundo de la moda, como los diseñadores José Jhan, Magaly Tiburcio y Annia Bate, así como estudiantes de periodismo de UTESA, O & M y Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 Ver publicación original 

Publicado en