Entrevista: Juan Bolívar Diaz (II)

Por: Carmen Imbert Brugal

REDACTORA DE HOY

JUAN Bolívar Díaz, en esta segunda entrega, continúa evaluando la fortaleza de la prensa dominicana, sus riesgos y retos. Es una realidad incontrovertible que la propiedad de los medios de comunicación pertenece a  representantes de diferentes grupos financieros dominicanos, esto ha propiciado la pluralidad de medios, la diversidad de opinión, pero también provoca temores en algunos sectores.

El analista del periódico HOY, Director de Prensa de Teleantillas, ratifica que la libertad de expresión  no significa que se puede decir  todo lo que pensamos sin reparos. La autocensura –dice- existe y se manifiesta en la vida privada y publica. Lamenta  que el tiempo de aspirar a controlar un medio pasó para aquellos que no poseen un patrimonio importante.

No cree que en el país exista asomo de censura oficial, atribuye al “ estilo” del Presidente de la República, Hipólito Mejía, sus referencias, severas y descarnadas, a los periodistas. Admite que los periodistas dominicanos están convencidos que nadie puede criticarlos ni pedirles explicaciones.

“  Nosotros creemos que no nos equivocamos nunca, creemos que nadie se puede meter con nuestro trabajo. Alguna razón tendrá el Presidente cuando dice que nos consideramos intocables. Él tiene su modo de expresarlo y es ahí donde está, probablemente,  el problema. Ahora bien, si él fuera muy formal, como Leonel o Balaguer sería más grave lo que dice.”

Con la pasión que le caracteriza, el Director de Prensa de Teleantillas, Productor y Director de Jornada Extra,  deplora la corrupción de sus colegas y relata su experiencia en la Dirección General de Aduanas, durante el último gobierno de Joaquín Balaguer, cuando –dice- decenas de periodistas fueron favorecidos por su Directora.

EL antiguo Secretario de el Sindicato Nacional de Periodistas Profesionales, editor de El Nacional En Lucha, Embajador dominicano en Perú, manifiesta, satisfecho, que nunca había permanecido tanto tiempo en un trabajo, su experiencia en Teleantillas ha sido excepción: Tengo 15 años reinando aquí.

“ Yo nunca sospeché que iba a trabajar para un gran capital ni que iba a durar tanto tiempo trabajando. Pasé por EL Sol, por Última Hora, Radio HIN, Radio Comercial y cuando intuía que me iban a botar me iba.”

Comenta las declaraciones del Consultor Jurídico del Poder Ejecutivo alusivas a la prensa, publicadas en el HOY (18.2.02) y proclama que los gobiernos “compran” periodistas pero que aún la actual administración no ha incurrido en la práctica.

Juan Bolívar no olvida que fue un 2 de enero de 1968 que se integra a Radio HIN como Director de Prensa. Compara épocas y admite la deficiente formación de los nuevos periodistas.

“ Comencé, después de mi regreso de México en HIN, cuando llegué ahí me encontré con Aníbal de Castro, detrás de una maquinilla, era estudiante de periodismo, desde entonces somos íntimos amigos. Fíjate lo que ocurre, las Escuelas de Periodismo fueron subestimadas por los dueños de los periódicos, ellos creyeron que la profesionalización y la colegiación eran una amenaza para la libertad de prensa. Le vendieron a la gente que no podían escribir un artículo en los periódicos si existía la colegiación. Cuando un periodista no está capacitado no está en condiciones de exigir nada y se tiene que conformar con lo que le ofrecen y eso es dañino.”

“ Hay una vinculación estrecha entre la capacidad y el control de los medios, el medio te debe necesitar por tu capacidad. Yo escuché una vez a Mercedes Sosa decir, cuando le preguntaron su opinión sobre la nueva canción, que había mucha gente hamaqueándose en el mensaje y no sabía cantar y dijo también: lo primero es cantar entonces después se le pone el mensaje al canto. En el periodismo pasa lo mismo, si no puedes hacer el trabajo no te van a respetar, no te pueden respetar ni los dueños de los periódicos ni los publicistas.” 

CONTROL OFICIAL VERSUS CONTROL FINANCIERO

 ESCOGER entre dos males no es agradable pero ¿qué es peor el control oficial o el control de los representantes del capital que administran un medio de comunicación?

“ Ambos son dañinos. Durante un tiempo creíamos que lo que existía era el control del gobierno, pero en todas partes del mundo es el poder económico que controla los medios de comunicación. Eso está ocurriendo en Italia, en Gran Bretaña, en España, México, EUA.”

“ Cuando yo estudiaba en México , hace muchos años, había una cadena que tenía 38 diarios. Por eso es que te decía que no hay prensa libre, además todos tenemos algún nivel de autocensura, desde que nacemos hasta que morimos y a veces no nos damos cuenta. Sabemos que hay cosas que no decimos, ni a nuestros padres ni a nuestra pareja le decimos todo lo que queremos decirle.”

“ Hay niveles de libertad. Yo siempre le decía a los muchachos, en la Universidad, cuando llegaban con el discurso de la autocensura, ¿a que no te atreves a decirle a esa muchacha lo que piensas de ella?. Eso es lo mismo que pasa con los poderes públicos, con los poderes creados, por eso se aprende a decir lo que quieres decir con el lenguaje, por ejemplo, hay mil maneras de decirle a una persona h de p sin tener que usar esa expresión tan grosera. La experiencia te enseña a saber decir.”

“ El poder del Estado en los medios se ha magnificado y eso viene de la Sociedad Interamericana de Prensa –SIP- que cree que el peligro sólo está en el Estado, sólo viene de ahí. Eso es hipocresía, como es hipocresía creer que la corrupción sólo está en el gobierno y no nos damos cuenta que quien compra a los legisladores y a los políticos son los empresarios y que también la sociedad civil tiene muchas instituciones con tanta corrupción

como la que hay en los partidos políticos. La SIP cuestiona hasta el Derecho a Réplica, yo le meto ocho columnas a alguien y después mando la réplica a la sección de cartas del periódico para que pase desapercibida y eso no debe ser así.”

  El Consultor Jurídico del Poder Ejecutivo, Guido Gómez Mazara expresó (Ver Hoy 18 y 19 .02.02) que los periodistas se refieren a los políticos con absoluta libertad pero no aceptan que los evalúen. Mencionó el caso de un importante periódico matutino y afirmó que, después de las elecciones del 2000, los periodistas dominicanos analizaron todos los aspectos relativos a las mismas pero  ninguno se atrevió  a comentar que ese medio decidió servir los intereses de un grupo político sin advertirlo.

“ Él tiene razón, lo que dice el Consultor es verdad. Evadimos mencionar al periódico que se dedicó hacer campaña sucia. Hay países donde los periódicos apoyan a determinados candidatos y a un partido pero lo dicen.”

“Yo no estoy de acuerdo con eso, yo soy partidario de los periódicos que no toman posiciones partidistas porque creo que uno tiene que respetar al lector.”

¿Callaron por solidaridad o por miedo?

“ Bueno, no. Eso se hizo porque hay un cierto respeto por el otro medio. Tú dices lo que te da la gana en tu medio y yo digo lo que me da la gana en el mío y así no tengo que cuestionar al otro porque después me cuestionan a mí.”

EL JURAMENTO DEL PRESIDENTE

 El poder de la prensa es indiscutible, los diferentes gobiernos lo saben y destinan importantes partidas de su presupuesto a conquistar voces que podrían serle adversas y a garantizar las fidelidades presentidas. Y como la impunidad es la norma, el rumor público establece la diferencia que ha existido entre las distintas administraciones para ganarse el favor de los periodistas. Juan Bolívar  lo admite.

 “ Cuando Leonel Fernández llegó al poder un Secretario de Estado ganaba $10,000 y después pasó a ganar $50,000. Yo no estoy en desacuerdo con eso. Balaguer se creía y lo decía que vivía con $3,000 y todos sabemos que eso no es verdad. Sincerizar el salario es positivo y todavía ese salario es poco si se compara con el sector privado. Ese aumento del salario se reflejó en todo el Estado porque se triplicaron los salarios y eso benefició a los periodistas que llamaron.”

“Trabajar en el gobierno es legítimo si tu dejas de trabajar en los medios pero si sigues trabajando no es tan legítimo, eso empieza a ser conflictivo, lo mismo que si trabajas para una gran empresa con grandes intereses. Este gobierno todavía no ha comenzado a comprar periodistas. Yo espero que el Presidente Hipólito Mejía no lo haga, el Presidente juró que no lo haría. Hizo la promesa en una reunión donde yo estaba presente y hay varios testigos de eso. Lo cierto es que hasta ahora eso no ha ocurrido y en el pasado gobierno ocurrió de manera desproporcionada.”

Quiere decir que no es un secreto y ustedes aceptan que ocurra un hecho ilegítimo sin procurar una sanción.

“ Oh! Pero aquí hay muchas prácticas ilegítimas aceptadas y se guarda silencio y no se dice nada. Eso lo hacen todos y lo hacen las iglesias que también ven como legítimas muchísimas barbaridades. Es evidente que tenemos responsabilidad en eso y vemos las barbaridades como algo normal, por ejemplo, el enriquecimiento ilícito, eso es normal. Aquí nadie le pregunta a políticos y a periodistas de dónde sacan sus grandes fortunas, nadie.”

“ Mira, a mí me pasó algo que todavía cuando lo recuerdo se me saltan las lágrimas. Cuando Doña Anisia estaba en Aduanas mi mujer trajo un vehículo, un Camry, Quico Tabar me había calculado lo que yo tenía que pagar y yo le dije que iba a sacar el vehículo. Yo fui, sabía lo que tenía que pagar, los pasos que tenía que dar. Pero qué ocurre, me lo sobrevaluaron y en Haina le enseño al encargado mi lista de impuestos pero él no entendía. Él decía que no era así y me dijo que la solución era hablar con la Directora porque después que eso estaba en la computadora no se podía cambiar, sólo la Directora podía hacerlo. ¿ Qué pasó? que yo no fui. Pagué $ 42,000 más porque dije que no iba donde ella y todavía no había comenzado el escándalo de Aduanas. Lo triste es que yo sabía que si entraba a su despacho iban a creer que yo andaba buscando exoneraciones. Pagué de más por eso. Pero lo peor es que cuando estoy saliendo, en el carro de mi mujer, un Coronel me dice: Periodista, que carrito tan bonito consiguió usted. A mí se me saltaron las lágrimas, me desmonté y le expliqué todo lo que había hecho y además le enseñé los papeles del pago de impuestos. ¿Tú sabes cuál fue su reacción? decirme: usted no es más que un pendejo porque los periodistas están sacando carros de aquí pagando $15,000”.

 

Marzo, 2002

Publicado en